Oración a San Antonio de Padua

San Antonio Poderoso, Tú que devuelves lo perdido, recuerdas lo olvidado, y con poder milagroso, socorres al afligido. ¡Oh gloriosísimo San Antonio de Padua que has obrado tantos prodigios y repartido innumerables gracias a los que confiadamente invocan tu ayuda y protección. Socórreme en todas las necesidades del alma y cuerpo, durante el curso de mi vida. Ampárame sobre todo en el trance de la muerte, concédeme también el favor especial que te pido, para que todo contribuya a la mayor gloria de Dios, que fue siempre el noble deseo de todos sus actos.