Ayudar a los ancianos y enfermos llevándoles esperanza y apoyo

De año en año crece el número de personas enfermas o ancianas que están enteramente solas y que necesitan de alguien para oír sus preocupaciones, para enjugar sus lágrimas o para oír palabras de consuelo en aquel momento de soledad y de dolor.

Gracias a la Asociación Misericordia, también aumentan los que son beneficiados por nuestras visitas y sienten un gran consuelo psicológico, físico y espiritual.

Para que ellos puedan recordarse de los momentos de alegría vividos juntos, cuando estén solos, dejamos siempre algún objeto —como calendario, medallas, llaveros, etcétera—.

¡Únase a nosotros en esta obra de misericordia! Quien sabe si usted mismo un día no será beneficiado…

«Tiéndele al pobre una mano generosa, y recibirás del Señor una bendición. No des la espalda a los que lloran y comparte la aflicción de los que sufren. No dejes de visitar al enfermo: con estas obras te harás amar» (Eclo 7, 33‐35).

 Algunas visitas a Hospitales y Residencias de Ancianos:

  • Residencia de Ancianos de Camarenilla (Toledo)
  • Residencia de Ancianos de Arcicóllar (Toledo)
  • Hospital del Niño Jesús de Madrid
  • Residencia Virgen Blanca de Burguillo (Toledo)
  • Fundación Bonilla de Alcaudete de la Jara (Toledo)
  • Residencia Virgen del Pilar de Boadilla (Madrid)
  • Residencias Hermanitas Ancianos Desamparados de Valencia (mujeres y hombres).
  • Residencia Santa Casilda de Toledo
  • Cotolengo del P. Alegre de Valencia
  • Casa de Misericordia de Ávila
  • Casa Sacerdotal de Ávila
  • Residencia San Ramón y la Milagrosa de Tarancón
  • Residencia Nueva Esperanza de Fuensalida
  • Residencia Hermanitas de los Pobres de Plasencia (Cáceres)
  • Residencia de Ancianos de Ampudia (Palencia)
  • Mi casa. Hermanitas de los Pobres de Segovia